¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Historia

MARGARITA

Divisada por Colón el 15 de agosto de 1498 en su tercera expedición a las Américas, a la Isla de Margarita le fue otorgado por éste el nombre de La Asunción, por coincidir su avistamiento con la festividad religiosa de la virgen homónima, y fue posteriormente denominada “La Margarita” presuntamente por la gran cantidad de perlas que podían encontrarse allí, aunque otras hipótesis señalan que se le nombró así en honor a la Infanta Margarita de Austria, emparentada con la familia real española. Sin embargo, el vocablo Warao con el que los pobladores aborígenes de Venezuela la designaban era Paraguachoa, traducido en ocasiones como “abundancia de peces” o como “gente de mar”. Con el pasar de los años, esta isla pasaría a ser el mayor centro de extracción perlífera del continente americano.

Tuvo como primeros habitantes a los aborígenes de la etnia Waikerí (emparentados con los Warao, Arawakos y Caribes Cumanagotos). Esta tribu estaba constituida por diestros marinos y valientes pescadores, de cuerpo esbelto y piel canela en general, y aunque pacíficos, defendían su isla con arrojo y pasión por su gran fortaleza física. Navegaban en un tipo de embarcaciones denominadas piraguas, y tenían como métodos esenciales de subsistencia la actividad pesquera, explotación perlífera y de conchas de mar para la fabricación de artesanías, intercambio de mercancías (o trueque), y en menor escala también desarrollaron la agricultura en valles fértiles de Margarita.

Durante el dominio español la isla sufrió continuos ataques de piratas, siendo ésta un punto fundamental de acceso al territorio oriental venezolano, debido a lo cual sus habitantes tomaron la determinación de construir fortificaciones para su protección. Es por ello que hoy en día se puede encontrar en Margarita un gran número de este tipo de construcciones, entre las cuales podemos mencionar los fortines de Juangriego, La Asunción, Santa Ana y Pampatar, cuyas murallas evocan la sediciosa época de las batallas por la independencia de Venezuela. La Isla de Margarita jugó un rol histórico especial en el proceso de la emancipación venezolana, comandado por Simón Bolívar entre 1810 y 1821. Los pueblos originarios de esta región insular participaron activamente en los hechos históricos independentistas, ayudando a consolidar la nueva República. Entre los hijos insignes de estas tierras se encuentran varios héroes de las hazañas libertadoras como Juan Bautista Arismendi, Santiago Mariño, Manuel Maneiro, Francisco Esteban Gómez.

La más importante entre las varias contiendas que se libraron en la región tuvo lugar 31 de julio de 1.817, y fue la Batalla de Matasiete, en la cual, pese a contar con un reducido ejército de tan sólo 400 combatientes margariteños, conformado por soldados armados y también por hombres y mujeres de todas las edades equipados con armas caseras y alto espíritu patriótico y deseo de libertad, se logró la derrota de 3.400 soldados altamente capacitados bajo el mando del General español Pablo Morillo, marcando una importante victoria para la independencia del país desde la Isla de Margarita. Algunos historiadores señalan que el nombre del estado Nueva Esparta, integrado por las islas de Margarita, Coche y Cubagua, proviene de esta contienda, ya que rememora la Batalla de las Termópilas de los aguerridos soldados espartanos contra el ejército persa en la antigua Grecia.

Por su parte, la Isla de Cubagua tuvo a su vez un notable papel histórico, pues en ella se asentó a principios del siglo XVI un campamento europeo que perseguía la explotación perlífera, que más a delante pasó a denominarse Villa de Santiago y finalmente, en 1521, se funda en su lugar la Ciudad de Nueva Cádiz de Cubagua, como primer establecimiento español en Suramérica, de capital importancia político-económica para la región. Esta primogénita ciudad venezolana contó con un ayuntamiento y con casas y calles de piedra bien organizadas. Desde allí se exportaban hacia Europa las perlas que los aborígenes Waikerí sacaban de los ostrales. En 1541 Cubagua se vio afectada por un huracán, fuertes temblores y un maremoto que deterioraron sus edificaciones. Seguidamente, corsarios de origen francés incendiaron lo que aún estaba erigido allí en 1543. Los sobrevivientes se mudaron a Margarita y Coche. Casi 50 años de subsistencia permanecieron ocultos bajo arena y mar hasta 1952, fecha en la que expediciones arqueológicas exhumaron parte de esta otrora próspera ciudad.
Entre los hitos de la historia reciente del Estado Nueva Esparta hay que destacar el año 1974, en el cual fue decretado por el gobierno nacional el Régimen especial de Puerto Libre en las islas de Margarita y Coche (consideradas zona franca por decreto desde 1967), con el fin de promover el intercambio comercial y el desarrollo industrial, turístico y socio-económico de la región.

SUBIR